Proteger a los menores de ser Phonbies

ABC FAMILIA

¿Sabe lo que es un «Phonbie»? Este es un nuevo término que se está extendiendo entre los adolescentes. Se trata de un zombie tecnológico, un ser humano que ha perdido su condición de persona tras ser infectado por un virus que toma el control de sus actos a través de los dispositivos móviles. De esta forma, la asociación Protégeles y la Fundación SmileStone (con la financiación de la Comunidad de Madrid) intentan, desde hace unos años, concienciar a los adolescentes de hacer un uso seguro y responsable de las tablets y los móviles.

El nuevo término da nombre a una campaña («The Phonbies») que comienza y acaba con el curso. Miles de alumnos/as de numerosos colegios e institutos ya participan en esta acción preventiva a lo largo del año, asistiendo a talleres sobre la prevención del ciberbullying, el grooming o el sexting. También se han tratado otras cuestiones importantes sobre las aplicaciones que habitualmente se descargan en internet. Y aspectos como las autorizaciones que se conceden en las descargas de dichas aplicaciones, cuestiones importantes sobre el manejo de sistemas de mensajería instantánea como WhatsApp o SnapChat, redes sociales como Instagram o juegos multijugador como el Clash of Clans. En los talleres se advierte además de las consecuencias de un mal uso de estos dispositivos. Además se forman grupos de alumnos que, con el apoyo del centro escolar, realizan cortometrajes sobre el uso del móvil y la temática que propone la campaña, con el fin de participar en un concuros. Los cortos se pueden visionar en su web (http://www.thephonbies.com/).

La campaña ya ha concluido, como está a punto de hacerlo el curso escolar, pero en vacaciones los peligros que entreñan un mal uso de las tablets y los móviles siguen existiendo. Puedes conocer tu nivel de adición a las redes con un test que te propone la página web de «The Phonbies» y reconociendo alguno de los síntomas que te explicamos a continuación:

1. Alteración de la realidad: El sujeto pierde la noción del tiempo y no es consciente de las horas que pasa expuesto ante su terminal.

2. Dependencia: La infección provoca que use el dispositivo a costa de pasar más tiempo con sus amigos.

3. Síndrome de abstinencia: Sufre visibles ataques de ansiedad y comportamiento paranoide ante la falta de conexión.

4. Interferencia cognitiva: El dispositivo afecta de forma negativa a su vida diaria, descuidando actividades tan cotidianas como comer, aprender, relacionarse o dormir…

5. Alteraciones del carácter: Cualquier intento de alejarle del dispositivo móvil es interpretado como una agresión, desencadenando conductas agresivas o violentas.

6. Aislamiento: Su atención se focaliza exclusivamente en su terminal, hasta el punto de no responder a los estímulos de su grupo de amigos.

7. Tics nerviosos: Las consultas online son compulsivas, hasta convertirse casi en un movimiento espasmódico. Involuntario, repetitivo y automático.

Contacte con nosotros