por Javier Atencia

 

A raíz de la pandemia, las compras online se han convertido en una opción cada vez más usada por el consumidor. Incluso usuarios de la red que aún no se sentían seguros adquiriendo productos por internet han cambiado sus hábitos debido al Covid-19 y sobre todo al periodo de cuarentena que muchos países han sufrido.

Algunas cifras sobre el comercio electrónico en España

Según la  IAB (la mayor asociación mundial de comunicación, publicidad y marketing digital) en España el aumento del comercio electrónico creció un 55% en plena pandemia. Eso significa que 22.5 millones de españoles (el 75% de los usuarios de Internet) están combinado la compra física con la compra online.

Esta aceleración ha hecho que los hábitos de los compradores cambien, no solo en frecuencia, que ha crecido un 45% más, también en el tipo de artículos que adquieren en la red.

Pero también los comercios tradicionales que han dado el paso de digitalizar su establecimiento han aumentado, ya sean incorporándose a un marketplace como Amazon, eBay o Aliexpress, o bien creando su propia tienda virtual.

El aumento de la cantidad de tiendas virtuales y por tanto de productos y servicios ofrecidos así como los precios de los mismos ha sido uno de los factores que han modificado los hábitos de los compradores. Estos son algunos de ellos:

Mayor cantidad de unidades de los productos. Ahora, el consumidor prefiere comprar mas cantidad y menos número de veces de compra, ya que así aprovecha las promociones y ofertas.

Mayor tiempo empleado en la búsqueda de mejores precios, promociones y ofertas. Al existir mayor cantidad de tiendas online, las ofertas y las promociones aumentan, llegando a suponer un ahorro importante en la cesta de la compra si se realiza una buena investigación.

Automatizar las compras. Algunas plataformas como Amazon, ofrecen la suscripción a compras recurrentes de distintos productos o servicios, sobre todo en productos relacionados con la alimentación, higiene o incluso consumibles pare empresas.

Empleo de distintos métodos de pago. Tarjetas de crédito, débito o recarga, Paypal, etc. El usuario emplea distintos tipos de forma de pago dependiendo de la plataforma, tanto por las ventajas que puede tener el uso de unas u otras en las distintas tiendas online. Por ejemplo, la protección de Paypal en eBay o Aliexpress es un buen motivo para usar este método, pero en cambio, en Amazon no existe esa posibilidad, aunque la propia compañía protege la compra.

Pero estos hábitos contraen un riesgo, y es el poder ser víctima de estafas de tiendas online o vendedores de marketplaces sin escrúpulos para hacer sus buenos negocios. Y por supuesto no hay que olvidar algunos conceptos básicos de seguridad.

 

Cómo hacer las compras online con seguridad

Como comentaba al inicio de este artículo, han proliferado las tiendas online, tanto de establecimiento s físicos tradicionales como nuevos comercios online y tanto de forma independiente como formado parte de distintos marketplaces. Y como era de esperar, con ellos han aparecido los estafadores, ofreciendo productos y servicios a precios de ganga con los que intentan cazar a los incautos.

Pero ¿cómo distinguir una tienda online formal de una de estafadores? Pues resulta más fácil de lo que se pueda pensar: siendo prudente y no dejándote llevar por el primer impulso y siguiendo unas pautas.

 

Algunas cosas que deberías comprobar antes de comprar:

1 – Comprueba que el nombre de la tienda virtual coincida con el nombre del dominio en el que está alojada.

2 -Desconfía de las tiendas que ofrecen productos a precios demasiado bajos, sobre todo en artículos de marcas conocidas.

3 -Asegúrate de leer bien la descripción del artículo, pues en ocasiones los vendedores usan la ambigüedad e imágenes relacionadas con el producto, pero sin ser el producto que realmente te están vendiendo. Por ejemplo, te pueden estar vendiendo una pantalla de protección para un iPhone, pero en el anuncio del articulo da la sensación de que te están ofreciendo el smartphone.

4 -En la descripción, revisa fondo las características del producto, asi como sus dimensiones o peso.

5 -Comprueba los gastos de envió del artículo. En muchas ocasiones el vendedor indica un precio muy bajo del producto, pero altísimo en el envío, con lo que al final da como resultado un precio normal o mucho más caro de lo que debería ser.

6 -Busca el sello de calidad de la tienda conforme a las normas internacionales.

7- Revisa que dispone de las condiciones legales y el aviso de privacidad y que está completo.

8 -Comprueba que la conexión es por https://, lo que indica que la comunicación está cifrada.

9 -Emplea métodos de pago seguros (por ejemplo, Paypal o Tarjetas de crédito) ya que te ofrecen cierta protección de compra.

10-Desconfía si ves errores ortográficos y/o gramaticales, pero ten en cuenta que grandes marketplaces o tiendas conocidas en ocasiones emplean la traducción automática a varios idiomas, lo que da lugar a textos extraños, como por ejemplo ocurre en Aliexpress.

11 -Revisa los comentarios de otros usuarios.

12 -Si estas comprando como empresa y necesitas factura, comprueba los datos fiscales del vendedor. También en los grandes marketplaces como Amazon, eBay o Aliexpress, ya que hay tiendas que disponen de su número de IVA para facturar en tu país y otras no, por lo que no te ofrecerán una factura válida para la devolución del IVA.

Y sobre todo, antes de proceder al pago, comprueba de nuevo que el importe total y el artículo es el correcto.

 

Contacte con nosotros