La tecnología de impresión en 3D revoluciona el diseño y la moda

La tecnología de impresión en 3D, de la compañía belga Materialise, ha hecho posible crear un nuevo modelo de alta costura, presentado en la semana de la moda en París. La aplicación de la tecnología de impresión en 3D ha supuesto una revolución en el mundo de la medicina y, ahora, en el de la moda y el diseño. Materialise es una empresa pionera en software y soluciones de Fabricación Aditiva, o como se le denomina habitualmente “impresión en 3D”, que inició su andadura siendo un proyecto universitario para la creación rápida de prototipos y que se ha convertido en una multinacional que ofrece soluciones al sector médico en diferentes ámbitos, al sector textil, de diseño, etc…. Es una empresa que cuenta con el apoyo y la financiación en investigación de la Unión Europea.

Como decíamos al comienzo, la tecnología de impresión en 3D ha llegado al mundo del diseño y se ha presentado en la semana de la moda en París, a través de una creación de alta costura realizada con esta tecnología puntera por la diseñadora holandesa Iris van Herpen. Según Sven Hermans, Director de Cuentas de Materialise: “Por primera vez hemos trabajado con Iris Van Herpen para realizar una creación híbrida incorporando estructuras únicas, transparentes y similares a los huesos creados con la estéreo-litografía Mammoth. Gracias a la impresión en 3D, los vestidos no tienen costuras y están hechos a medida. Ha sido muy emocionante trabajar con Iris van Herpen y poder dar vida a sus complejos diseños geométricos. La impresión 3D hace lo que no puede conseguir ninguna otra forma de fabricación textil, especialmente cuando hablamos de la creación rápida de diseños complejos y de una pieza.”

¿Y cómo se hizo? En varios pasos. Primero, el diseño comenzó en un ordenador con la colaboración del arquitecto belga y artista de gráficos digitales, Isaie Bloch, antes de ser optimizado para la impresión en 3D utilizando el software de Materialise; segundo, se corrigieron los posibles fallos antes de que se enviara el diseño definitivo a la impresora; tercero, el diseño cobra vida usando la estéreo-litografía Mammoth, una técnica de fabricación que crea los objetos capa a capa; y cuarto, unos láseres ultravioleta escanean el diseño en una resina líquida que se va endureciendo a medida que va entrando en contacto con el láser, para que el objeto en 3D vaya tomando su forma gradualmente.

La impresión en 3D tiene su futuro en el diseño y la fabricación, ya que ha evolucionado mucho y es cada vez más reconocida como tecnología de fabricación. Esta técnica tiene un gran potencial y muchas ventajas: no es necesario mantener un stock pues solo es necesario imprimir lo que se necesita, el tiempo que necesita para llegar al mercado es muy corto (se pueden hacer modificaciones en el diseño de un fichero 3D y continuar con la producción de forma instantánea) y la tecnología permite la personalización en masa, así como la creación de multitud de productos únicos. Además, permite crear formas muy complejas que serían imposibles de reproducir con técnicas convencionales.

 

 

 

Contacte con nosotros