El Niño y la Niña, los fenómenos más traviesos del clima

Patricia BM

De vez en cuando, por las zonas del Pacífico Tropical, suelen pasearse un par de pequeños que ponen en alerta a poblaciones enteras. Tan pequeños y traviesos, como que se les denomina “El Niño” y “La Niña”. Ambos fenómenos provienen de la interacción entre la atmósfera y las superficies oceánicas del Pacífico Tropical, con una periodicidad de 2 a 7 años. También se puede encontrar su denominación de la siguiente manera: Fenómeno ENOS (El Niño/Oscilación del Sur y su opuesto, La Niña). En Inglés, las siglas son ENSO (El Niño Southern Oscillation).

El origen del nombre “El Niño”, hace referencia a la llegada del niño Dios, ya que los pescadores peruanos descubrieron en la época de Navidad, a finales de 1800, una corriente anormalmente cálida, que se desplazaba de norte a sur, paralela a la costa de Sudamérica, provocando alteraciones en la fauna marina tan importantes, como para afectar a la producción pesquera.

“El Niño” produce el aumento de la temperatura de la superficie oceánica del Pacífico Tropical. Es la fase cálida. Consiste, por un lado, en la influencia de la atmósfera en el océano, a través de los vientos alisios que impulsan las corrientes oceánicas superficiales y, por otro, la influencia del océano en la atmósfera, a través del calor de la superficie del mismo. Este fenómeno consta de dos partes, la oceánica (“El Niño”) y la atmosférica (la “Oscilación del Sur”). Y llega “La Niña”, lo opuesto al anterior, es decir, produce la disminución de la temperatura de la superficie oceánica del Pacífico Tropical. Es la fase fría.

Estos fenómenos afectan, especialmente, a América del Sur, Indonesia y Australia, pero también, de rebote, influyen sobre la meteorología del resto del mundo:

América del Sur: provocan lluvias intensas, disminución de la intensidad de la Corriente de Humboldt, pérdidas pesqueras en ciertas especies y un incremento en otras, intensa formación de nubes en la zona de convergencia intertropical, periodos muy húmedos y baja presión atmosférica.

Sudeste de Asia: lluvias escasas, enfriamiento del océano, baja formación de nubes, periodos muy secos y alta presión atmosférica.

En el Mundo: cambio de circulación atmosférica, cambio de la temperatura oceánica, pérdida económica en actividades primarias, pérdidas de hogares, posibles sequías.

Como todos los fenómenos meteorológicos intensos, estos dos niños están en constante vigilancia. Prueba de ello, son las dos páginas web dedicadas a las mediciones y predicciones actualizadas del fenómeno ENOS y su opuesto, el fenómeno “La Niña”:

Centro de Predicción Climática de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration): www.cpc.noaa.gov

Centro de Investigación del Servicio Meteorológico Australiano: www.cawcr.gov.au

LOS VIENTOS ALISIOS
Sistema de vientos que soplan en ambos hemisferios, desde los 30°-35º de latitud hacia el ecuador. La dirección la marca el movimiento de rotación de la Tierra, que desvía los vientos alisios del nordeste al suroeste, en el hemisferio norte y del sudeste hacia el noroeste, en el hemisferio sur. Se dirigen desde las altas hacia las bajas presiones subtropicales, siendo más constantes en dirección y velocidad, en verano que en invierno.

vientos alisios wikipedia

Vientos Alisios
Copyright: NASA

OSCILACIÓN DEL SUR
Son las variaciones entre las altas y las bajas presiones atmosféricas del Pacífico tropical suroriental y el Pacífico occidental, esto es, cuando la presión aumenta en el sistema de altas presiones de la Isla de Pascua (Chile), desciende en el sistema de bajas presiones de Indonesia y del norte de Australia y viceversa. Esta oscilación tiene su propio sistema de medición, el “Índice de la Oscilación del Sur” (SOI). Dicho índice, se obtiene de la diferencia extraída de la comparación entre la presión medida en Darwin (norte de Australia) y la de Tahití (Polinesia Francesa). Cuando el número índice es positivo, significa que se va a producir el fenómeno “La Niña”, pero cuando el número índice es negativo, indica la llegada de “El Niño”.

foto nasa

Oscilación del Sur
Copyright: NASA

 

Contacte con nosotros