Descubren nuevos datos que afianzan la Teoría del Big Bang

Patricia Burgos

La Teoría del Big Bang sostiene que de una gran explosión, producida hace aproximadamente 13.800 millones de años, nació el Universo al expandirse la materia en todas direcciones como consecuencia de la gran explosión. Surgieron partículas elementales como por ejemplo, los electrones, positrones, mesones, bariones, neutrinos, fotones, etc…, además del espacio y el tiempo.

Esta es la teoría más aceptada por los científicos, aunque no todos estén de acuerdo. Pero ahora, gracias a la investigación de un equipo internacional de investigadores, se ha afianzado más. Se han servido de uno de los telescopios más potentes de la Tierra, el telescopio de 10 metros del Observtorio Keck, situado en la cima del Mauna Kea, en Hawaii. Con él han descubierto que lo que ocurrió justo después del Big Bang, sucedió tal y como sostiene la teoría clásica, eliminando la discrepancia que ha preocupado a los físicos desde hace dos décadas.

Med_6Li_5--478x670

Copyright: KARIN LIND, DAVIDE DE MARTIN

Se venía sosteniendo en las premisas físicas y astronómicas, que había una inconsistencia entre los isótopos de litio previamente observados en las estrellas más viejas de nuestra galaxia, que sugerían niveles unas 200 veces mayores de litio-6 y entre tres y cinco veces menos de litio-7, de lo que predice la teoría del Big Bang. Esto quiere decir, que la cantidad de partículas cósmicas no coincidía.

El equipo de la Universidad de Cambridge, dirigido por Karin Lind, ha revelado que estos datos eran erróneos, que lo que estaba ocurriendo era que los análisis empleaban varias simplificaciones que daban lugar a falsas detecciones de isótopos de litio. Este equipo internacional de científicos ha estado observando estrellas antiguas con el telescopio de 10 metros del Observatorio Keck, confirmando que no hay conflicto entre su contenido en litio 6 y 7 y corroborando las predicciones de la teoría clásica.

Estas observaciones y este descubrimiento, confirmando que los datos de la Teoría del Big Bang eran y son correctos, ha sido posible gracias al gran poder de recolección de luz del telescopio, que ha permitido la observación de las estrellas de un modo más puro que en ocasiones anteriores. Estos científicos comentan que el trabajo es, de todos modos, muy exigente, ya que una sola estrella se debe observar durante varias horas para poder reunir suficientes fotones. El estudio y la composición de los datos también ha sido para ellos una tarea ardua porque los datos se tienen que analizar con sofisticados modelos de atmósferas creados por el equipo en 3D y que incluyen cálculos complejos que se ejecutan durante semanas en ordenadores muy potentes.

Contacte con nosotros