¿Cual es el material más oscuro del mundo?

por Jose Pérez Soler "Demi"

 

Y no, no es el corazón de tu ex… Bromas aparte, por si nunca os habéis hecho esa pregunta, esa sustancia se llama Vantablack, y aunque suene un poco a nombre de producto de teletienda os puedo asegurar que de barato y simple no tiene nada. Así que os invito a seguir leyendo si queréis saber más sobre este curioso material.

Para empezar se le suele nombrar por su acrónimo Vertically Aligned Nano Tube Arrays, que traducido quiere decir conjunto de nano tubos verticalmente alineados. El Vantablack está compuesto por una especie de “bosque” de nano tubos verticales, cuando la luz incide sobre él en lugar de reflejarla la atrapa y esta es continuamente desviada entre los nanotubos para definitivamente ser absorbida y disipada en forma de calor.

Este curioso material tiene la capacidad de absorber el 99,965 % de la luz visible, se crea a una temperatura de 400 C º, la NASA ha creado algo parecido que puede soportar hasta temperaturas de 750 Cº, gracias a esto puede aplicarse sobre materiales que no soportan temperaturas tan altas. Esta estructura tan particular queda tras un proceso bastante complejo y costoso que implica mucha maquinaria, altas temperaturas y capas de distintas sustancias, resultando en dos posibles formas de aplicación (por vacío y en spray). De hecho, es difícil hablar de precios por lo caro que resultaría comprarlo (de poderse). Contaba Steve Northam de Surrey NanoSystems a Mental Floss que probablemente no habría muchos más materiales más caros que el Vantablack.

Además, pese a lo costoso de su fabricación, el Vantablack es extremadamente susceptible a dañarse por toque. De hecho el que los CNTs sean tan pequeños hace que se colapsen por el peso que ejercería nuestro toque. Para entender esta susceptibilidad, Surrey hace una analogía con campos de trigo, en la supuesta situación de que los tallos midiesen treinta veces más.

Es un material que posee un alto grado de estabilidad térmica y resistencia  las vibraciones. Se usa para evitar que la luz parásita entre los tubos de los telescopios contamine las imágenes que estos captan. Indudablemente se plantea el uso para camuflaje, ya que cualquier objeto cubierto de este material pierde “volumen” ante nuestros ojos, es como si el objeto dejara de tener tres dimensiones.

Campos como la industria del automóvil o los relojes de lujo, interesados en aplicar Vantablack por ejemplo en el salpicadero, y también fabricantes de smartphones. Los artistas tampoco fueron ajenos a lo llamativo del material, aunque de momento sólo uno tiene el lujo de poder trabajar con él. Sólo el escultor Anish Kapoor tiene los derechos para trabajar con el Vantablack, si bien la Surrey NanoSystems mantiene este acuerdo en constante revisión para que el uso del material nunca escapa de su control.

Contacte con nosotros