por redacción

 

No importa si ya eres una marca consolidada en el mercado o si apenas estás empezando a ganar visibilidad. Un poco de combustible nunca está de más en lo que a estrategias de marketing se refiere. En este artículo queremos hacer énfasis en las estrategias SEM que pueden hacer que tu negocio mejore significativamente.

Si todavía no sabes lo que es el SEM y te interesa probar algo innovador para potenciar tu producto o servicio, te contamos un poco sobre la versatilidad, los beneficios y las ventajas del SEM y como se convierte en un recurso para ganar visibilidad en la red. La prioridad principal es lograr aparecer en los primeros resultados de los motores de búsqueda de empresas como Google o Bing.

El SEM trata de anuncios pagados que pueden hacer que un cliente conecte con tu marca al realizar búsquedas en la red. Todo el mundo quiere obtener el primer lugar en los resultados vinculados a su nicho o sector, y aunque el tráfico orgánico puede ser igual de eficiente para conseguirlo, puede tardar mucho más tiempo en hacerlo.

No se trata de pagar anuncios a la ligera. Hay un trabajo importante que hará que tu marca realmente tenga una relevancia significativa en las búsquedas y eso se basa en las palabras clave. Los resultados de los clics sobre estos anuncios dependerán enteramente de que las palabras claves sean las correctas y tengan cierto vínculo con tu negocio.

Debes ponerte en los zapatos de tu cliente y pensar realmente en lo que ellos buscarían a través de palabras específicas. Para esto, se realiza un estudio de las palabras más importantes, lo que define la primera etapa de una campaña SEM. Google cuenta con planificadores de palabras, aunque hay otras herramientas que te pueden ayudar a seleccionar las indicadas.

Una vez que el usuario ha entrado al enlace, el contenido debe ser de calidad, por lo que, debes ofrecer material interesante y de valor para que no salgan de tu web en busca de otra alternativa. Si has conseguido captarlos en un principio, no los pierdas con un diseño pobre en tu web o una interfaz saturada que confunda al usuario.

El contenido de tu web debe estar vinculado estrechamente a las palabras clave elegidas para la campaña. Recuerda que estas tienen un coste por clic y debes manejar tu presupuesto para darle valor a lo que realmente vale la pena incorporar en tu estrategia SEM.

En estas campañas se pueden emplear grupos de anuncios, los cuales pueden vincular a los usuarios con diferentes páginas. Esto incrementa tu rango de alcance y potenciará la promoción de tu contenido de una manera más eficiente. Céntrate en que tus anuncios cubran las necesidades del cliente.

Para finalizar, es necesario que tus anuncios se basen en una palabra clave cercana a tu nicho. No intentes seleccionar palabras que sean muy amplias, y mucho menos si su relevancia no concuerda con tu empresa, ya que, lo que buscas es generar más clics, hacer que el cliente se identifique con tu contenido y lograr que conecte con tu oferta.

Contacte con nosotros