Javier Atencia

Cada vez estamos más acostumbrados a manejarnos con los mensajes falsos, de remitentes desconocidos y con historias inverosímiles, o al menos peculiares, cuyo objetivo es el de infectarnos con un malware o con un troyano. Tan acostumbrados estamos, que ya no “nos la cuelan” con un mensaje de amor de una chica o chico desconocido. Pero claro, ¿y si lo que recibimos en nuestro buzón de correo electrónico, no es una carta de amor sino todo lo contrario?. Pues esta es la idea que han tenido los ciberdelicuentes para que piquemos con sus mensajes falsos y por supuesto, abramos los archivos adjuntos.

Desde hace poco, muchos usuarios están recibiendo un email avisándolos de que su pareja le está siendo infiel. Además, el mensaje adjunta varias “fotos” (con el malware incluido, claro) de la supuesta infidelidad como prueba. Por supuesto, el mensaje es anónimo, ya que anuncia que se trata de un amigo que te quiere y que no puede permitir que estés sumido en la más profunda de las ignorancias.

Este es el mensaje:

correoinfidelidad

Si ha picado y descargado alguna de las fotografías (que no lo son) lo más probable es que su sistema esté infectado, y si además su pareja descubre que ha dudado de ella, ya tiene dos problemas, uno el de desinfectar el ordenador, y el otro pedir disculpas por las dudas.

¡Buena suerte!

 

Contacte con nosotros